lunes, 3 de junio de 2013

La refriega de fregar.

VIVIENDO DE RISA (batallando sin prisa). Parte IX


Lo peor de la cocina es el fregoteo final, cuando la energía brilla por su ausencia y los dolores se acumulan como los depósitos de dermatopaniculosis en la región femoral. *

Si hubiera un decálogo sobre lo que no se debe hacer después de comer, habría que incluir fregar la cocina.  ¡A mí me entra una pájara después de comer!  Se “me cae el sistema”,  no tiro ni en función básica.